sábado, 7 de octubre de 2017

Aquí algunas fotos de Coppelia que no pude insertar en el comentario anterior



Ausencia de excelencia, en Coppelia


El Coppelia reabrió sus puertas, dejando muchas insatisfacciones en su jornada inaugural.

Después de varios meses de intenso trabajo -en aras de rescatar su  esplendor, en saludo al aniversario 150 de recibir Pinar del Río el título de ciudad- la instalación cambió solo su imagen.

A juicio del pueblo, Coppelia precisa mejorar el servicio, porque la experiencia vivida en su reinauguración, no fue la más feliz.

El agua caliente, helado derretido, mesas sucias, dependientes desanimadas…. en fin, un mar de irregularidades que echan por tierra el compromiso público del administrador del centro, Juan Miguel Medina Moreno, quien en entrevista a la prensa aseveró que la intensión del colectivo, una vez culminadas las labores constructivas, era brindar servicios de mayor calidad.

Es verdaderamente lamentable que después de tanto esfuerzo, por parte de las brigadas a cargo de la reparación; después de meses de espera por parte del pueblo y después de una inversión ascendente a dos millones y medio de pesos, en aras de un cambio radical, estemos obligados a tolerar situaciones como estas.

En honor a la verdad, la administración en Coppelia perdió la oportunidad -en meses- de establecer garantías y de adiestrar mejor a sus empleados a fin de lograr una reinauguración de lujo, como la que el pueblo esperaba.

Los testimonios de quienes vivieron la primera experiencia después de los cambios, confirman que ahora Coppelia está obligada a asumir cambios más allá de lo estructural, en beneficio de un servicio de probada calidad.

viernes, 6 de octubre de 2017

Accidentes: ni tan inevitables, ni tan accidentales

Los accidentes constituyen, en nuestro país, la primera causa de muerte entre las edades de 1 a 49 años y ocupan el cuarto lugar en las estadísticas generales de mortalidad.

Por lo general, el error humano está presente en la mayoría de ellos y se considera que 9 de cada 10 son evitables. Estos hechos -además de producir una alta morbilidad y mortalidad- son causa de sufrimiento, pérdidas económicas, costos por la atención médica y días escolares perdidos.

Todo lo anterior indica que se hace indispensable incrementar las acciones preventivo-educativas en la comunidad y que se insista en que no sólo los accidentes del tránsito son los que arrojan esas cifras, sino también, los que tienen lugar en el hogar.

Obligados estamos los adultos a tomar precauciones para evitar estos hechos indeseados y que pueden evitarse, en la mayoría de los casos.

Según estadísticas, los sucesos más frecuentes son los accidentes de tránsito, las quemaduras, ahogamiento, el envenenamiento por ingestión de sustancias tóxicas y las caídas.

Toda vez que la vigilancia y atención de los adultos son las más efectivas medidas preventivas, estamos llamados a extremar precauciones, pues nuestros niños son sumamente vulnerables, sobre todo por su falta de noción del peligro.

Es importante recordar que los accidentes son evitables en el 90 por ciento de los casos, por lo que debemos dejar de creer que son producto de la casualidad.

Hace mucho tiempo lo advirtió el Doctor en Ciencias Médicas José Jordán Rodríguez, un pinareño que dedicó más de seis décadas de su vida a la pediatría cubana, “Los accidentes no son tan inevitables ni tan accidentales”. Por tanto, la única forma de prevenirlos es saber cuándo pueden ocurrir, y en consecuencia actuar con precaución.

jueves, 20 de julio de 2017

Cuidemos nuestras playas, en bien futuro

 Inició el período vacacional y muchos son los planes para pasar una buena temporada en familia.

Las opciones no son muchas, pero entre ellas, la playa resulta tentativa, principalmente para los más pequeños de casa.


El sol, la brisa del mar y otros atractivos convidan a hacer hasta lo imposible, por pasar unos días en ese ambiente natural que nos ofrece.

Por lo general, son momentos inolvidables que nos apartan de preocupaciones laborales y de ese bullicio incesante que caracteriza a la ciudad, más, en estos meses de verano.

Sin embargo, no somos todo lo compasivo que debiéramos con ese Entorno que tanto placer nos proporciona. Por lo general la gente opta por olvidar  los envases y todo tipo de residuos en la arena.
Los estragos son incalculables. Envoltorios de comida, botellas de bebidas de vidrio y  plásticas, bolsas de Nylon, tapas de refrescos, cubiertos, latas de bebida, papeles, en fin, desechos que no son más que basura.

Es que, a veces, de manera consciente o inconsciente, olvidamos la responsabilidad que tenemos y olvidamos limpiar nuestro rastro y dejar esos lugares – a donde vamos a disfrutar- igual o mejor que como los encontramos.

Nos cuenta reconocer que son esas pequeñas elecciones las que nos pueden ayudar a generar grandes cambios;  y si nuestra geografía insular nos regala kilómetros de playas, entonces en correspondencia, debíamos cuidarlas.

Por el bien de las futuras generaciones tenemos que  ser respetuosos con nuestro entorno. Las acciones individuales sí producen un impacto sobre la naturaleza porque cada aporte cuenta.
Si los millones de personas que consumen un refresco a orillas de mar, no depositan los residuos en el lugar adecuado, seguiremos llenando nuestro mar de basura.


Es preciso evitar la contaminación y las agresiones a los espacios naturales y estamos llamados a promover cambios positivos en el comportamiento de quienes causan, con su actuar desmedido, la ruina de las playas; esa opción atractiva a dónde llegamos cada verano a vacacionar con nuestra familia.



miércoles, 21 de junio de 2017

Pinar en 26

 Merecer la sede del acto Central Nacional por el 26 de julio, constituye para los pinareños un gran regocijo.

La decisión del Buró Político del Comité Central del Partido, responde a los resultados económicos y sociales que muestra hoy este terruño, que el próximo septiembre estará celebrando también, el 150 aniversario de recibir el título de Ciudad.

Jornadas productivas destinadas  a la reanimación,  caracterizan -desde hace bastante tiempo- la habitualidad citadina. Pintura, remozamiento de parques, pavimentación de calles, reconstrucción de céntricos locales; en fin, un movimiento inusual que atrae la atención de todos.

Ello, unido a logros incuestionables en sectores como salud y educación -que posibilitan calidad de vida elevada- hacen posible que hoy sintamos el orgullo de conmemorar aquí el asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en el Aniversario 64 de aquella gesta.

El momento es doblemente histórico porque nuevas amenazas se ciernen, con la extensión de la política de guerra fría del gobierno norteamericano hacia nuestro país.

Pero, los nuevos acontecimientos no nos son ajenos. Nada diferente podíamos esperar de personas tan insensatas.

Por nuestra parte, seguimos aquí, indoblegables, decididos a continuar aportando esfuerzo en beneficio de nuestro desarrollo social, satisfechos de cada logro y  a la vez convencidos de que aún nos falta mucho camino por recorrer para conquistar el peldaño más alto de bienestar social.

Que podemos aportar más, de eso estamos convencidos porque somos y seremos eternos inconformes, es nuestra peculiaridad; por eso no nos contentamos con este reconocimiento ganado por la efeméride del 26 de julio. Sabemos que más que elogio es, para los pinareños, un gran desafío.



martes, 6 de junio de 2017

campaña intensiva contra un enemigo común

Una nueva etapa de tratamiento intensivo contra el mosquito Aedes Aegypti, inició el sistema de salud pública en Pinar del Río, acciones que -como el año anterior- cuentan con el apoyo de efectivos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y de organizaciones políticas y de masa.

Por supuesto, que el éxito de la actual campaña, destinada a eliminar focos del dañino vector, depende en gran medida de la cooperación popular, que no siempre está al nivel que demandan los tiempos.

Lo decimos porque en muchas ocasiones, las labores de campañistas y reservistas se ven afectadas por diversos motivos. El de mayor incidencia, las casas cerradas.

Por otra parte, se ofrecen excusas para evitar la fumigación, sin percatarse que  esa negativa pone en riesgo la salud de toda la familia, en particular la de los más pequeños. 

Lo más preocupante es que no son estos hechos aislados; suceden con frecuencia y en ellos han estado involucrados personas con preparación suficiente, incluso, vinculados al sector de la salud. 

Si no es menos cierto que se precisa ganar en organización por parte de quienes asumen la tarea antivectorial, nosotros -el pueblo- tenemos que ser mucho más consciente de lo indispensable que es nuestra contribución para ganar esta nueva ofensiva contra el agente transmisor de enfermedades como el zika, el dengue y el chicungunya.

Evidentemente en tan noble empeño no pueden quedar atrás iniciativas de prevención en las que se involucren organismos con incidencia marcada en el tratamiento contra el mosquito Aedes Aegypti, como es el caso de Acueducto y Comunales.

Ambas entidades están precisadas a activar estrategias mucho más efectivas en esta época del año donde el insecto encuentra condiciones favorables para su ciclo reproductivo.

Si no somos capaces de unir voluntades en tan necesaria, pero difícil tarea, entonces no conseguiremos los resultados deseados en esta campaña intensiva contra un enemigo común.






Fotos tomadas de Internet

jueves, 1 de junio de 2017

Primero de junio Día Internacional de la Infancia


Cuando el bienestar pleno de niñas y niños resulta una quimera en muchos países del mundo, Cuba celebra hoy el Día de la Infancia con el reconocimiento internacional por la protección a los pequeños.
Aquí se combinan esfuerzos para garantizar el disfrute de sus derechos en aspectos tan esenciales para un adecuado desarrollo como salud, educación, cultura, deporte, leyes, en fin….
Y no es que presumamos tales logros, más bien es un hecho que atestiguan representantes de la Unicef en nuestro país, declarado  modelo en el cumplimiento de la Convención sobre los derechos del niño, con enriquecedoras experiencias para mostrar al mundo.
No es casual que se le haya catalogado a Cuba “el paraíso de la infancia”, hace ya algunos años, las evidencias afloran en cada sitio, incluso en los más intrincados de la geografía pinareña, como es el caso de Hoyo del Guamá, una comunidad enclavada en el plan turquino.
Somos el mejor ejemplo de que, sin muchos recursos económicos, se puede proteger a la infancia si existe voluntad para atender sus necesidades básicas.
Pero si nos solicitaran mencionar otros ejemplos de las acciones desplegadas, no solo en Vueltabajo, sino a nivel nacional, pudiéramos citar  el proyecto “Por un mundo al derecho”, en el cual se unen profesionales del Ministerio de Justicia, la Federación de Mujeres Cubanas y de sectores como la salud, la educación, la cultura, la ciencia y el deporte.
La iniciativa, que tiene como objetivo que la familia conozca mejor las leyes para la protección de niños y adolescentes, cuenta en nuestra provincia con círculos de interés, en diferentes niveles de enseñanza, en los que se debate sobre temas diversos.
De ese modo, mientras millones de niños en todo el mundo sufren ahora la vulneración de sus derechos, ellos celebran su día, en toda Cuba, con actividades culturales y deportivas en instituciones  escolares, plazas, calles, parques, hogares de niños sin amparo familiar, hospitales y también en salas hospitalarias de pediatría.
No olvidemos que este día fue proclamado por la Asamblea General de Naciones Unidas, desde 1954, a favor de promover el bienestar de los infantes del mundo.